Temarios para estudiar las oposiciones de correo

En tiempo de crisis económica, cualquier entrada de dinero que se tenga es de suma importancia, independientemente del grado académico que se tenga hoy en día tener un título no posee la misma importancia que en el siglo pasado y la saturación del mercado hace que las opciones se reduzcan, por lo cual es absolutamente normal que la gente se pelee con ferocidad para conseguir un puesto de trabajo que le permita ganarse la vida, en especial con el tema de la crisis migratoria que nos agobia en toda Europa. En este artículo explicaremos algunos de los mitos que circulan acerca de los temarios de las oposiciones de correos.

Si la persona es nueva en el tema y es la primera vez que participa en una oposición para conseguir trabajo, de seguro considerará que existen mejores temarios que otros o que hay una metodología mucho más eficaz, oculta y secreta que solo unos pocos conocen ¡Y no es para menos! Entre las personas circulan muchos rumores que por lo general, son infundados por malas experiencias personales, algo que no necesariamente les debe ocurrir a los demás.

A la hora de la práctica, la receta mágica no existe. Y cualquier persona que haya pasado por proceso de selección sabrá de antemano, que la clave para aprobar es prepararse lo mejor posible y aprender acerca de temas de cultura general que no aparecen en el temario, como economía, geografía, gramática y ortografía, entre otros. Obviamente no es necesario ser un experto en los temas,  pero si tener cierto grado de conocimiento acerca del mundo actual y los próximos eventos importantes que van a ocurrir, como competiciones deportivas, cumbres internacionales, últimas tecnologías, entre otros.

Lo que sí es un hecho, es que la página oficial del correo y el portal web del gobierno, tienen una lista de temas (en total 13) de donde salen las preguntas vinculadas al oficio en concreto. La serie de temarios que están circulando en la red, son derivados de este y quizás algunos sean un poco más específicos, aunque la mayoría, son solo publicidad de empresas de formación online. Estas empresas ofrecen cursos virtuales en los cuales facilitan todo el contenido por un precio accesible.

Los cursos que facilitan estas empresas ayudan, y te proporcionan la información de una manera ordenada y simple. Ser autodidacta no siempre es fácil, requiere de disciplina, esfuerzo y por lo general, toma más tiempo que hacer uno de estos cursos. Aunado a esto, no todos logran ser autodidactas de éxito, ya que la ventaja de poseer un profesor al cual se le puede preguntar directamente las dudas que surjan en el proceso, es algo que no tiene precio.

Como ya se dijo,  el temario oficial consta de 13 unidades que abarcan todo el proceso y normativa que el trabajo requiere. Si la persona no se siente capacitada o lo suficientemente disciplinada para emprender este viaje de manera autodidacta, lo mejor será que se inscriba en uno de los cursos para esta oposición, pues ahorraría tiempo y esfuerzo. Además, te da una ventaja competitiva respecto al resto de las personas, sin embargo ¿por qué no intentarlo? Existen muchas personas que consiguen puestos de trabajo más complejos que esté y se han preparado por sus propios medios como por ejemplo en el campo de la programación informática.

Al decidirse y convertirse en autodidacta, lo recomendable buscar toda la información posible, en especial en estos tiempos, donde aún contamos con cierta libertad en internet y se consigue contenido gratuito que te puede servir para aprobar estas oposiciones, desde videos hasta documentos descargables colgados en foros o redes sociales. Las posibilidades son muchas y, con esta experiencia, independientemente si se consigue aprobar o no, se pueden desarrollar habilidades que enriquezcan a la persona, como el hábito de la lectura, la disciplina, la responsabilidad, el aprendizaje, entre otros.  

La decisión es netamente de cada quien, y ambos caminos tienen sus pros y sus contras, pero lo importante, es que quede claro es que no existe un grupo de temarios mejores que otros, sólo es uno oficial y el resto son derivados por los cursos pagos. La clave para aprobar estos exámenes es prepararse lo mejor posible, buscar toda la información que se pueda y estudiar todos los días para asegurar la máxima nota.